Así cubren los medios la última hora del coronavirus: teletrabajo, comités de crisis y herramientas digitales

El coronavirus vacía también las redacciones y el teletrabajo se implanta en los medios. ¿Qué herramientas digitales usan para coordinarse en remoto y cómo se organizan? Apps de mensajería, comités de crisis, reuniones de temas por videoconferencia, además de retenes presenciales y por turnos en las redacciones siempre que sea imprescindible. Así cubren los medios la última hora del coronavirus COVID-19: del teletrabajo a los comités de crisis.

[ Contenido de acceso gratuito ]

El coronavirus COVID-19 domina la agenda informativa, pero vacía las redacciones tras la declaración del estado de alarma, que ha puesto al Ministerio de Sanidad como autoridad competente para gestionar esta crisis sanitaria en España.

Hemos preguntado a varios medios cómo están organizando el teletrabajo, cómo son las reuniones de redacción y cómo gestionan deslocalizados la última hora de esta pandemia global.

Además, nos cuentan con qué herramientas digitales teletrabajan, qué apps de mensajería usan, qué plataformas de videoconferencia y cómo organizan su día a día en remoto.  

Los medios consultados también nos explican si han asignado o no retenes, personal imprescindible o responsables de área que deben acudir a las redacciones para coordinar la operativa diaria.

Así cubren los medios la última hora del coronavirus: teletrabajo, comités de crisis y herramientas digitales para informar a los ciudadanos de las últimas noticias del COVID-19:

MEDIOS CONSULTADOS : Agencia SINC. Diario Público. El Español. El Mundo. Maldita.es. La Razón. La Voz de Galicia. Axel Springer. Equipo editorial de LinkedIn.

Agencia SINC.-

“Ahora más que nunca los ciudadanos necesitan información rigurosa y accesible sobre todo lo que acontece alrededor del COVID-19. La agencia de noticias científicas SINC tiene el compromiso -como servicio público- de ofrecer a sus lectores noticias, reportajes y entrevistas sobre esta crisis sanitaria”.

«Todo el equipo de redacción está haciendo un enorme esfuerzo para adaptarse a la modalidad de teletrabajo y el resultado está siendo muy satisfactorio”, explica Pampa García Molina, redactora jefa de la agencia SINC.

“Mantenemos comunicación diaria y la misma coordinación que en condiciones normales pero en lugar de ser presencial lo hacemos a través del Skype empresarial (texto, voz o vídeo) y el WhatsApp cuando es algo más urgente”, añade.

“Afortunadamente, no necesitamos personarnos físicamente en la redacción porque la modalidad de teletrabajo permite y garantiza cumplir con nuestra labor informativa”.

“Además, contamos con una flexibilidad horaria para conciliar vida personal y laboral sin que el trabajo se vea afectado. En el caso de que hubiese una necesidad de fuerza mayor de asistir al centro de trabajo porque el servicio así requiera lo haríamos respetando las indicaciones de Sanidad”, finaliza.

Diario Público.-  

“Nos coordinamos con Slack; ya desde hace tres años, y menos mal que se me ocurrió implantarlo como herramienta de trabajo en la redacción, porque ahora ya lo tenemos más que rodado”, desvela Virginia P. Alonso, directora del diario Público.

“Las reuniones de redacción las hacemos por Teams (videoconferencia o audio, depende del momento)”, nos dice.

“Hasta el jueves pasado tuvimos dos personas en la redacción, coordinadas por turnos y sin coincidir entre ellas, manteniendo dentro las distancias recomendadas de seguridad y con limpieza específica de toda la redacción y de sus equipos cada día”, detalla.

“Nadie podía compartir equipo. Los integrantes del comité de crisis del coronavirus de Público decidimos el jueves que ese fuera el último día de trabajo presencial, porque entendimos que el escenario cambiaba a peor. Y desde el viernes incluido todos estamos trabajando desde casa”, apostilla.

El Español.-

“Antes de que se decretara el estado de alarma teníamos previsto hacer turnos con un pequeño retén en la redacción, pero vista la gravedad del asunto hemos decidido estar, al menos, durante 15 días trabajando plenamente en remoto”, confirma Daniel Muñoz, director de Estrategia de El Español.

“Solo se va a la redacción, si es estrictamente necesario. Las reuniones (comité de dirección, equipos y reuniones de contenido) se está organizando perfectamente por videoconferencia (Google HangOuts)”, afirma.

“La última hora y la coordinación diaria es a través de Slack, como ya veníamos haciendo desde antes. Los mensajes por WhatsApp y las llamadas telefónicas quedan para conversaciones uno a uno”, nos cuenta.

“En Producto, las reuniones de definición se hacen con tableros colaborativos (Miro) más videoconferencia y se gestiona el trabajo a través de Trello. Para nosotros, todo ha ido bastante bien porque ya usábamos estas herramientas”, concluye.

El Mundo.-

«Nos hemos organizado enviando a la mayoría de la redacción a su casa a teletrabajar. Sólo vienen a la redacción el responsable de cada sección y una parte de las mesas de Breaking y de Print», confirma Vicente Ruiz, subdirector de El Mundo.

«Hemos eliminado reuniones y las básicas que se hacen se hacen en la redacción (en la que apenas hay gente), de pie y con distancia».

«Nos coordinamos fundamentalmente por WhatsApp, mail y Microsoft Teams«, expone.

«De las secciones sólo viene el responsable para coordinar a su equipo, que teletrabaja. Y en el equipo de Breaking, sí que viene a redacción el jefe de la mañana y el de la tarde, acompañado de un redactor», relata.

«Luego, el resto del equipo apoya desde su casa. Es decir, dos personas por turno físicamente en San Luis [sede del periódico en Madrid]», finaliza.

Maldita.es

“Utilizamos Telegram a diario y reunión de redacción semanal por Zoom o llamadas sueltas. Estamos ahora organizando turnos”, afirma Beatriz Lara, responsable de Comunidad en Maldita.es.

“Nadie va a la redacción, todo es en línea. No cambia mucho la forma de trabajar excepto por los turnos”, añade.

“Vamos adaptándonos según pasan los días, pero vamos, que no es demasiado diferente en la forma de trabajar [que ya teníamos]”, asegura.

La Razón.-

«Nos coordinamos de dos maneras. Una es WhatsApp, donde hay un grupo de coordinación de director, subdirectores y responsables de cada sección que trabajan en Madrid; además, hay otro grupo de coordinación con nuestras delegaciones (Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla y León)».

«En estos grupos se coordina la información que se publica, se solicitan reportajes y se debate, si es necesario, algún tema concreto», desvela Sergio Rodríguez, subdirector digital de La Razón.

«Además de esto, para la edición digital nos coordinamos además por Slack, integrado con ARC, nuestro CMS, y donde también están nuestros técnicos, diseñadores y equipos de gestión (analítica, publicidad, etc.)».

«En caso de necesitar llamadas contamos con Skype Empresarial y además con One Drive para almacenamiento de archivos. De este modo, hasta las 14.30 todo el trabajo es 100% digital», explica.

«A partir de entonces, se comienza a trabajar en el cierre de la edición papel combinado con digital. Por todo esto, no hay actualmente reuniones de redacción, el trabajo es online y 24 horas».

«La asistencia a la redacción es actualmente opcional en casi todas las áreas», comenta.

«Sí es cierto que en las secciones que necesitan una mayor presencia para la edición del periódico impreso (fotografía, maquetación y el tratamiento de imágenes en cierre), hay actualmente una o dos personas de guardia en la redacción, además de un subdirector», expone.

«En todo caso, el objetivo es poder hacer teletrabajo 100% online lo antes posible y, en eso, estamos trabajando para tratar de poder llegar a ese punto esta semana. Dicho esto, no suele haber, estos días, más de site u ocho personas en la redacción cumpliendo con todas las medidas de seguridad necesarias», confirma.

La Voz de Galicia.-

«Para la redacción de La Voz, trabajar en remoto no es una novedad. En el escenario habitual, sin coronavirus, el 65% de los periodistas de La Voz no trabajan en la redacción central de Arteixo, sino que lo hacen desde una delegación local o corresponsalía», recuerda Tomás García Morán, CDO de La Voz de Galicia.

«Por ello, hace años que trabajamos con grupos de WhatsApp, que en el último año hemos ido migrando a Slack«.

«Lo que hemos hecho en la última semana es acelerar esos procesos, de manera que en la redacción central solo queda un pequeño retén, de cerca de 20 personas, en las mesas que se ocupan de la distribución de los contenidos (Mesa Central), la sección de Sociedad ampliada en el equipo especial del coronavirus (buena parte está teletrabajando, con un pequeño grupo en Arteixo) y la sección de cierre del periódico», comenta.

«El resto de la redacción trabaja ya desde casa. Las secciones están muy mermadas. Economía está totalmente inmersa en el equipo del virus, Deportes también tiene a más de la mitad del equipo dedicado al tema y el resto de secciones se han quedado con 1-2 personas trabajando desde casa para papel y web», añade.

«Las delegaciones se han ido todas íntegramente a teletrabajo. Todas las reuniones son desde la semana pasada por Hangouts, incluido para las personas que estamos el retén de la redacción central».

«El proceso ha sido complejo, porque nos hemos preparado para un posible escenario de teletrabajo total. Esto quiere decir que alguien pueda trabajar desde casa en todas las herramientas digitales y del papel, de manera que por ejemplo pueda hacer el proceso completo de una página, filmarla y enviarla a rotativa», destaca.

«En La Voz somos aproximadamente 260 periodistas, así que el trabajo del departamento de Sistemas para conectarnos a todos desde nuestras casas ha sido brutal», concluye.

Axel Springer.-

«En Axel Springer tenemos implementado un sistema de trabajo flexible desde 2014 (en 2017 nos eligieron mejor empresa flexible de tamaño medio en Madrid y en España), de forma que cada persona, coordinada con la gente de su departamento, decide cómo organiza su trabajo, sin horarios establecidos ni obligación presencial», nos cuenta Manuel del Campo, CEO de Axel Springer.

«Todos cuentan con los recursos y herramientas necesarios (portátiles, nube, procesos, etc.). Por eso, para nosotros ha sido muy sencillo adaptarnos a esta situación, solo ha habido que intensificarla y que la oficina deje de momento de ser una opción», reitera.

«[Para las reuniones de redacción], utilizamos Google Hangout. Ya hemos tenido reuniones de hasta 30 personas, que han funcionado muy bien y hasta son más ágiles que las presenciales, y en breve tendremos la que hacemos mensualmente con la plantilla (unas 100 personas)».

«La lástima es que no podremos compartir el aperitivo que siempre hacemos después. Algo se nos ocurrirá para hacerlo virtualmente. Mientras tanto, usamos email, Hangout, WhastApp y Slack, cada herramienta dependiendo de cada necesidad», bromea.

«La oficina está temporalmente cerrada, aunque si alguien tiene alguna necesidad justificada de ir de forma puntual puede hacerlo, pidiendo permiso al CFO. Nuestra actividad puede seguir con total normalidad sin la oficina, y los responsables se coordinan con sus equipos con las herramientas mencionadas».

«La organización para mantener a las webs activas 24/7 no se ha visto afectada por esta situación, porque sigue requiriendo las mismas dinámicas que antes de la crisis», detalla.

Equipo editorial de LinkedIn.-

«Somos un equipo global compuesto por más de 60 periodistas alrededor del mundo y estamos muy acostumbrados a trabajar desde casa. Solemos usar G-Suite para compartir documentos y contenido», nos comentan desde el equipo editorial de LinkedIn.

«Así priorizamos los temas que seleccionamos. Además, estamos en constante contacto a través Slack, una plataforma de trabajo en equipo en línea».

«En España, somos dos personas en el equipo editorial y estamos siempre en contacto con una conversación abierta y directa a través de Slack, que nos ayuda a seguir trabajando juntas y a tomar decisiones conjuntas de forma muy ágil», recuerdan.

«Además, con este canal compartimos trucos y noticias, estrategias, etc. con diferentes países. La mayoría del tiempo trabajamos con estas plataformas online, tanto entre nosotras dos como con el resto del equipo global», añaden.

«Frecuentemente, también hacemos videoconferencias a través de BlueJeans para mantener el contacto con el equipo y vernos las caras. Esto es muy importante para mantener el ánimo cuando se trabaja en remoto y desde casa», indican.

«Ahora, hacemos reuniones para el café con todo el equipo y no perder el contacto social que solemos tener en los pasillos de la oficina. En circunstancias normales, una persona es la responsable de cada mañana de enviar el Resumen diario de noticias de LinkedIn».

«Por la tarde, es la otra la que se asegura de que los temas principales estén cubiertos. En estos momentos estamos conectadas más tiempo debido al inmenso flujo de noticias y contenido que se está generando, tanto en el Resumen diario de Noticias como en el módulo Asuntos más comentados», apostillan.

[ Iremos sumando más testimonios a lo largo de estos días de confinamiento. Si eres responsable de algún medio, contacta con nosotros y cuéntanos cómo afrontáis la cobertura del coronavirus].


📩 Suscríbete a nuestra newsletter semanal que ya leen 1.200 directivos de los medios


▶︎ Conversa con discover GPT Pro, chatbot de IA entrenado para ganar audiencia en Google Discover

▶︎ Apúntate al canal de WhatsApp de #ReddePeriodistas

Cómo Ganar Audiencia con Google Discover