Cinco formas de monetizar una newsletter

Es, quizás, con los podcasts, uno de los productos informativos vintage que más éxito tienen entre medios y creadores de contenido. Sin embargo, crear, lanzar y monetizar un boletín informativo debe contar detrás con un modelo de negocio validado. Aquí, van cinco formas de ganar dinero con una newsletter, dentro y fuera del sector de los medios. 

Cinco formas de monetizar una newsletter
Existen cinco roles entre editores de newsletters que desvelan cinco modelos de negocios para monetizarlas.

Existen, al menos, cinco formas reconocidas de monetizar una newsletter. 

Es un quinteto de modelos de negocio también reconocibles para los medios de comunicación, además de para periodistas independientes y creadores de contenido

Sin embargo, cada uno de ellos tiene sus propias peculiaridades, fórmulas de ingresos y calendario editorial para la captación, retención y monetización de suscriptores. 

Recordemos que una newsletter es un producto informativo que funciona si al lector:

  • le interesa (se suscribe) 
  • y le importa (hace clic en sus enlaces internos)
  • pero SOLO se monetiza cuando le impacta en su día a día (recurre al boletín para solucionar un pain -dolor o problema-)

Y recordemos, además, que experta en transformación digital Li Jing evoluciona el concepto de 1.000 true fans descrito por Kevin Kelly (Wire).

Teoría de los 1.000 fans.

Hace varias décadas, Kelly aseguraba que, si un creador de contenido lograba, al menos, 1.000 fans, tenía un negocio digital entre manos. 

Li Jing, en cambio, rectifica dicha afirmación, porque la llegada de las redes sociales diluye la atención de los usuarios.

Así, entra en juego, también para los newsletteros, el término más reducido de 100 fans, como métrica. 

Teoría de los 100 fans.

Así, cuando adaptamos la newsletter a esa ratio, los 100 primeros suscriptores nos permitirían validar el negocio de este formato de email marketing.

Esos 100 fanáticos nos desvelan en qué parte de la pirámide de Li Jing está ubicado nuestro mayor porcentaje de suscriptores (o el más valioso). 

El tipo de ingresos será uno u otro si, cuando crece el boletín, comprobamos que en la pirámide atesoramos pocos, pero son leads de gran valor por su poder de decisión o prescripción, o bien muchos, por crecimientos exponenciales cuando se dan en la base.

De esta manera, podríamos enumerar los cinco roles que adquieren los editores de un boletín informativo, a través de los cuales, cada uno de ellos determina un modelo de negocio a seguir. 

  • Analista
  • Curador de Contenido 
  • Experto
  • Reportero
  • Escritor

Estos cinco roles los describe Dan Oshinsky, fundador de Inbox Collective y ex editor de boletines de THE NEW YORKER y BUZZFEED, junto con Alex Hazlett (MASHABLE), y pueden ser muy útiles para definir líneas de ingresos. 

No solo para los medios digitales que apuesten por la newsletter, también para periodistas y creadores de contenido que estén creando marca personal.

El primero de estos roles, en este caso, el del analista deriva a una fórmula de ingresos nítida, según comparte Dan Oshinsky en Not A Newsletter, su boletín mensual.

Este tipo de newsletter, la del analista, es la mayor verticalización del formato como producto informativo. 

Cualquier nicho de contenido tiene a su editor de boletines donde se analiza la temática concreta. Desde la tecnología, al baloncesto, desde la política a las criptomonedas o la ciencia, por citar cinco topics. 

Que se trate de newsletters de nicho no significa que sean minoritarias. Al contrario.

El hueco que logran tapar estos analistas en su propio segmento les pueden hacer llegar a un público (suscriptores) masivo. 

Precisamente, porque periódicos, revistas, radios y televisiones no cubren con tanta profundidad, experiencia y especialización este tipo de áreas. 

Dentro de la tradicional secuencia de lanzar, crecer, monetizar, los analistas con un boletín electrónico cuentan, según Oshinsky, con varias tácticas para ganar número suficiente de suscriptores objeto luego de monetización.

1.- El analista crea contenido original, frecuente y recurrente sobre su temática, primero disponible de manera gratuita para escalar en suscriptores (también vídeos o podcasts). 

2.- Su newsletter en modo experto es casi como un ensayo. Su alta experiencia, reputación y análisis en su nicho le da autoridad. Es fuente experta en reportajes, o invitado en radios o televisiones, con la consiguiente palanca en suscriptores por dicha visibilidad. 

3.- Sus envíos se suelen viralizar en foros, redes sociales o apps de mensajería. Es su comunidad quien la hace crecer por su alto valor editorial, formativo y explicativo, más propenso a un modelo B2B que mainstream, por otra parte.

Los medios con este tipo de perfiles en sus redacciones, entre sus colaboradores o entre sus columnistas, son conscientes de la monetización puede darse por estas tres vías:

1.- Muro de Pago.- La newsletter de los analistas forma parte de la propuesta de valor de un muro de pago -solo los suscriptores digitales pueden leerla-. Es, por tanto, un contenido premium, que el creador monetiza vía membresía, o bien el medio lo activa como un incentivo más para su modelo de pago digital (paywall).

2.- Publicidad y Pago.- Estos boletines se pueden desdoblar. Uno de pago y otro gratuito, que sirve de funnel para trasvasar el mayor número de suscriptores del segundo al primero. La newsletter en abierto, además, se puede monetizar con patrocinios o publicidad, anunciantes a los que se les puede despachar ofertas 360, con boletín, web, podcasts o videoblog -territorios también del analista-.

3.- Productos monetizables complementarios al boletín.- Aquí entra toda aquella propuesta editorial colateral a la autoridad, experiencia y reputación del analista. El boletín puede convertirse en consultorio (de pago o patrocinado), en guías off y online o en cualquier otro producto o servicio editorial vinculado por y para su comunidad en una táctica de upselling.

Como vemos, el analista y su modelo de negocio se puede importar desde la experiencia del creador de contenido a los medios, porque casos concretos en España y América Latina ya los hay. 

Quedaría, ahora, por evaluar los otros cuatro roles, el del curador de contenido, el experto, el reportero y el escritor


📩 Suscríbete a nuestra newsletter semanal que ya leen 1.200 directivos de los medios


▶︎ Conversa con discover GPT Pro, chatbot de IA entrenado para ganar audiencia en Google Discover

▶︎ Apúntate al canal de WhatsApp de #ReddePeriodistas

Cómo Ganar Audiencia con Google Discover