LE MONDE pagará royalties a sus periodistas por lo que cobre de OpenAI por entrenar ChatGPT con sus noticias

El acuerdo que firma OpenAI con el grupo PRISA en España y LE MONDE en Francia, para que ChatGPT se entrene con las noticias de ambas editoras, tiene más letra pequeña. El periódico francés desvela más detalles de los que comunicó PRISA para EL PAÍS, CINCO DÍAS o AS. Por lo pronto, LE MONDE remunerará a sus periodistas con parte de lo que cobre de OpenAI, en concepto de derechos de autor.

Cómo logró Le Monde aumentar el 20% sus suscripciones tras el muro de pago
Le Monde pagará royalties a sus periodistas por lo que cobre de OpenAI.

LE MONDE replicó ante sus lectores casi el mismo comunicado que tanto OpenAI como los periódicos del grupo PRISA adelantaron anoche.

Sin embargo, la transparencia del diario francés es mayor.

LE MONDE explica en su anuncio que el contrato con OpenAI para que ChatGPT se entrene con sus noticias no es más que el primer paso para negociar el cobro de derechos de explotación a otras tecnológicas, en lo que se supone que pone a Google en el centro (no lo cita).

LE MONDE sugiere que el acuerdo con OpenAI es el primer paso para reclamar pago a la IA de Google y resto de tecnológicas

«Esperamos que este acuerdo siente un precedente para nuestra industria. Con esta primera firma, será más difícil para otras plataformas de inteligencia artificial eludir o negarse a negociar. Desde este punto de vista, estamos convencidos de que el acuerdo es beneficioso para toda la profesión», indican en el comunicado Louis Dreyfu y Jérôme Fenoglio, CEO y director de LE MONDE.

Otro de los detalles que adelantan los directivos del periódico francés es que esta alianza con OpenAI es un contrato «plurianual«.

Asimismo, LE MONDE se compromete a remunerar con royalties también a sus periodistas con parte de los importes -que no detalla- recibidos por OpenAI para entrenar sus modelos de IA,l.

«Esta asociación (…) tiene la ventaja de consolidar nuestro modelo de negocio al proporcionar una fuente importante de ingresos adicionales para varios años, incluida una parte de los derechos conexos. Una parte «apropiada y equitativa» de estos derechos, según lo define la ley, se devolverá a la redacción«, añade la nota.

La editora recalca que este contrato de venta de derechos a la empresa de ChatGPT no hará que sus periodistas dejen de realizar noticias o investigaciones sobre la compañía de IA.

«El acuerdo con OpenAI es una estrategia de innovación razonada. Y seguimos garantizando la total independencia de nuestra redacción.Ni que decir tiene que este nuevo acuerdo, como los anteriores que hemos firmado, no obstaculizará en ningún caso la libertad de nuestros periodistas para investigar el sector de la inteligencia artificial en general, y OpenAI en particular. De hecho, durante los próximos meses, intensificaremos nuestras capacidades de información e investigación en esta área clave de la innovación tecnológica», insisten.

En cuanto a cómo se verán o interactuarán los usuarios de ChatGPT con las noticias de LE MONDE, el periódico francés avanza que los resúmenes o enlaces con cita de su contenido incorporarán también un logo distintivo del periódico.

«El acuerdo permite a OpenAI utilizar el corpus de LE MONDE, como una de las principales referencias para establecer sus respuestas y hacerlas fiables. Prevé que las referencias a los artículos se destaquen y vayan acompañadas sistemáticamente de un logotipo, un hipervínculo y los títulos de los artículos utilizados como referencia. Quedan expresamente excluidos los contenidos que nos facilitan las agencias de noticias y las fotografías publicadas por LE MONDE», cita.

Es muy probable, por tanto, que OpenAI comience en estos meses a desplegar una nueva interfaz, más parecida a lo que nos muestra Copilot de BING (enlaces con logos) o la IA generativa de la plataforma Perplexity.

Por último, la editora francesa se compromete a usar la IA siempre para procesos que nunca tengan que ver con la publicación final o automática de noticias sin supervisión humana.

«La inteligencia artificial generativa no puede utilizarse en nuestras publicaciones para producir contenido editorial ex-nihilo. Tampoco puede reemplazar a los equipos editoriales que forman el núcleo de nuestro negocio y nuestro valor. Nuestra carta, sin embargo, autoriza el uso de la IA generativa como herramienta de apoyo a la producción editorial, en condiciones estrictamente definidas», finaliza el diario francés en su comunicado.


📩 Suscríbete a nuestra newsletter semanal que ya leen 1.200 directivos de los medios


▶︎ Conversa con discover GPT Pro, chatbot de IA entrenado para ganar audiencia en Google Discover

▶︎ Apúntate al canal de WhatsApp de #ReddePeriodistas