Google cierra la web y se queda casi el 60% de los clics de las búsquedas

Un nuevo estudio sobre el fenómeno del zero click pone el dedo en la llaga. Google se queda casi el 60% de los clics de los usuarios cuando consultan su motor de búsqueda. Así, se constata que la internet abierta es ya cosa de los años 90. El buscador de Google cierra la web.

Rand Fishkin, de SparkToro, publica un nuevo informe sobre las búsquedas de clic cero en Google.

Cada vez que un usuario consulta algo en Google, su búsqueda empieza y termina en Google; es así, en la mayoría de las ocasiones.

O su buscador le da una respuesta instantánea en los módulos creados para tal fin (paneles de conocimiento, fragmentos destacados, etcétera), o bien inicia una segunda búsqueda más refinada (pogo sticking) o bien su viaje de conocimiento acaba en otro producto de Google (YouTube, etc.) o en un anuncio de Google Ads.

Esa tendencia, asimismo, se agudiza desde los últimos cinco años. Básicamente, Google cierra la web y la internet abierta es ya un anacronismo de finales de los años 90 del siglo pasado.

El 59,7% de las consultas a Google acaban sin ningún clic posterior

Estudio de SparkToro con data de Datos (Semrush) para paneles de EE UU y la UE (SEPT de 2022 a MAYO de 2024).

El 59,7 % de las búsquedas de Google en la Unión Europea (UE) y el 58,5 % en Estados Unidos no generaron ningún clic (zero clicks):

  • Por cada 1.000 búsquedas en Google en los EE UU, se dan 360 clics hacia enlaces externos que no son productos de Google o anuncios del buscador.
  • En Europa, esa tasa de interacción hacia otros rincones de la web es de 374 clics por cada 1.000 consultas.

Google retiene 626 de cada 1.000 clics

Dicho de otra manera, el buscador de ALPHABET se apropia de 626 clics por cada millar que se dan en los países comunitarios o de 640 por cada mil cuando la interacción es en territorio estadounidense.

Casi dos tercios de todas las búsquedas permanecen dentro del ecosistema de Google después de hacer una consulta.

Es más, cuando el clic apunta hacia el exterior (el 40,3% restante de las veces que no se da el clic de búsqueda cero), Google dirige dicho tráfico hacia sus propias propiedades, como vemos en la secuencia del gráfico superior.

El 25% de los primeros clics acaban en otras marcas de Google

Así, casi el 25% de esos primeros clics hacia enlaces de consulta van a YouTube, Google Imágenes, Google Maps, Google Vuelos, Google Hoteles o su App Store, como fórmula de monetización colateral a los anuncios patrocinados (Google Ads).

Son los principales datos de un reciente estudio de Rand Fishkin sobre el denominado efecto del zero click, que el fundador de SparkToro actualiza cada cierto tiempo.

(Fishkin, recordemos, fue uno de los difusores de la reciente filtración de Google Leak).

No en vano, estas cifras de la búsqueda sin clics son considerablemente mayores que las compartidas en 2019 por él mismo y que tanta repercusión y réplica tuvo en el seno de Google.

Entonces, la tasa de zero clics era muy inferior, frente al casi 60% actual, como vemos en la comparativa entre el gráfico superior de 2024 y éste inferior de entonces de 2019.

La tasa de clic cero de Google sube 11 puntos en cinco años

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es where-searchers-click-google-2019.png

El zero click en Google confirma el fin de la web abierta

Este alto porcentaje de canibalización para sí de los clics por parte de Google es una tendencia que se ha ido acelerando con el tiempo, y de manera escalonada, entre las tecnológicas en las últimas décadas, agudizado por la llegada de las redes sociales.

Las plataformas sociales como FACEBOOK, INSTAGRAM o TIKTOK dejan paso a los usuarios, previo acto del login.

Este registro previo, no obstante, se ha ido forzando en los últimos meses, ante la legislación de la Unión Europea (UE) sobre privacidad y política de cookies.

META, por ejemplo, ya cobra a los usuarios que rechacen ser impactados con publicidad después de loguearse en sus familias de productos.

En el caso de Google, también fuerza el login cuando ejercemos una navegación en incógnito desde su navegador Chrome, con el denominado muro de cookies de su buscador.

Como vemos, las grandes tech, otrora promotores de una web abierta (pero para los demás), están más por la labor de ecosistemas de jardines cerrados, porque así son más fáciles monetizarlos.

Google parece que se suma también a ello, a tenor de los datos del estudio de SparkToro.

En los inicios de la internet abierta, nos vendieron que todo era gratis, porque si no eras el cliente, eras el producto.

El lema ahora se da la vuelta.

No es de extrañar, por tanto, que los muros de registro, los muros de pago y los muros de cookies de la prensa digital estén también en esa misma onda de cerrar lo que antes estaba abierto, para intentar, al menos, continuar en el partido con el mismo libro de jugadas que las tecnológicas.


📩 Suscríbete a nuestra newsletter semanal que ya leen 1.200 directivos de los medios


▶︎ Conversa con discover GPT Pro, chatbot de IA entrenado para ganar audiencia en Google Discover

▶︎ Apúntate al canal de WhatsApp de #ReddePeriodistas

Cómo Ganar Audiencia con Google Discover