Google socava los muros de pago al reforzar el modo incógnito de Chrome

Google socava los muros de pago más idóneos para el lector y los medios, los muros porosos, al reforzar el modo incógnito de Chrome en pro de elevar la privacidad de los usuarios. También pone fecha de ejecución a este sistema de suscripción y le pide a los medios que cambien de estrategia en su modelo de negocio hacia territorios más restrictivos para los lectores.

El muro de pago poroso, aquel que permite leer un número gratis de noticias antes de cobrar por el resto, se revela como uno de los modelos más idóneos para los medios. Sin embargo, este tipo de paywalls tiene los días contados.

Google socavará dichos muros de pago al reforzar el modo incógnito de su navegador Chrome. Y, además, pone fecha a dicha defunción: 30 de julio.  

El muro de pago poroso es el más idóneo y escalable

Un poco de historia. Todo comenzó en 2011, cuando el presidente del New York Times, Arthur Sulzberger, les comunicó a sus lectores que su diario levantaría un paywall poroso en su versión digital.

El objetivo era que los lectores solo pudieran leer gratuitamente 20 artículos al mes, límite tras el cual se deberían suscribir al periódico online.

Comenzaba así una tendencia que fueron adoptando muchas cabeceras digitales, viendo que el modelo de negocio le funcionaba de manera global al Times.

De hecho, este es el sistema de pago por lectura de noticias más blando, a la hora de transitar de un negocio de ingresos de publicidad hacia facturar el pago por el acceso a los lectores.

Y también el más favorable para los usuarios, que leían gratis un buen puñado de noticias, se acostumbraban al medio y lo adoptaban como cabecera antes de decidir pagar su suscripción mensual.  

Nada nuevo que no se usara ya en las apps o plataformas tecnológicas: regístrate, te dejo gratis una demo o trial y luego, si te gusta, te enseño cuánto cuesta acceder al mes a nuestros productos o servicios.

En definitiva, el muro de pago poroso es un modelo dúctil, porque ese límite se puede reducir o ampliar, o, además, personalizar en precio según el hábito de cada usuario (lo que ahora se llama muro de pago algorítmico).

No en vano, muchas cabeceras digitales ya prueban estrechar el número de artículos gratuitos para comprobar qué impacto tienen en sus balances.

The New York Times, por ejemplo, de 20 noticias pasó a 10 y ahora su contador está en solo cinco mensuales, una cifra que parece ya un estándar para la industria. Medium, por ejemplo, es el que usa.

“Conocer a la audiencia permite establecer la altura del muro; es decir, a qué número de noticias se puede dar acceso libre antes de obligar al usuario a registrarse o suscribirse”, explicaba en este artículo Pepe Cerezo, director de Evoca Media.

Google cierra la puerta trasera de Chrome a los medios

No obstante, ocurría que el metered paywall era un modelo con puerta trasera para los lectores, puerta que aprovecharon los medios cuando vieron que chirriaba al cerrarse.

Los lectores, que ya sabían que habían consumido el cupo de artículos por mes, navegaban en Chrome en modo incógnito y así sorteaban la pasarela de pago; pero la tecnología de los medios descubrió esa falla, la bloqueó e impidió la lectura gratis.  

Ahora, Google comunica que el 30 de julio remediará dicho fallo en su API y evitará que la tecnología de suscripción pueda detectar si un usuario usa ese truco para saltar por encima del muro.

Dicho de otro modo, Google socava los muros de pago, al menos tal y como los conocíamos: idóneos, rentables y escalables para los medios.

En su comunicado oficial, los responsables de Chrome son conscientes de que este refuerzo en la protección de la identidad de los internautas desmontará el negocio de los medios con muros porosos, pero también detallan que la navegación privada es prioritaria para ellos.

“En situaciones como la opresión política o el abuso doméstico, las personas pueden tener importantes razones de seguridad para ocultar su actividad web y su uso de funciones de navegación privada”, informan desde Google.

De esta manera, con el lanzamiento de Chrome 76, la nueva versión del navegador, ya no quedará huella de quien navega en el anonimato y no solo por reformar la API del sistema actual.

En su comunicado, Google expone que también capará cualquier software que intente detectar la identidad del usuario cuando su navegación sea en modo incógnito.

Google sugiere a los medios que levanten un muro infranqueable

Este aviso de Google a navegantes no solo es técnico, también es estratégico. En su nota, incluso recomienda a los medios cómo adaptarse a estos cambios tras reforzar el agujero de Chrome.

⤵︎
Sólo para Suscriptores

Para Continuar, Hazte Premium

⤷ ¿Ya eres Premium? Inicia Sesión

También puede interesarte: