Así de oscuro sería el mundo sin noticias en Facebook: no solo es una caída brutal de audiencia

Australia se convierte en un laboratorio en directo para las plataformas tecnológicas. Después de que Mark Zuckerberg desenchufara las noticias en su red social, ahora las resucita. El contenido de los medios de comunicación volverá en unos días. ¿Cuál ha sido la enseñanza de todo esto? Así de oscuro sería el mundo sin noticias en Facebook. No solo hubo un porcentaje brutal de caída de tráfico, sino algo mucho, mucho, peor. Es como vivir en un cuadro de Edward Hopper, en blanco y negro.

El tráfico que enviaba Facebook a los medios cae entre el 15% y el 20%, según Chartbeat.

Todo el sector mira hacia Australia. La decisión del gobierno del país de legislar sobre los algoritmos de las tecnológicas y de obligar al pago por enlazar noticias tuvo su clímax y su spin off.

Mientras se actualiza este reportaje, el experimento australiano se sigue en directo.

Facebook acaba de anunciar que resucitará las noticias en su ecosistema, después de banearlas la semana pasada.

Actualización:
El Gobierno australiano parece que flexibilizará la ley para adecuarla a algunas de las peticiones de las plataformas. Y Facebook comienza, además, a firmar cartas de intenciones para pagar por noticias a los principales grupos de comunicación australianos

Recordemos que todo comenzó cuando Facebook desenchufó las noticias.

Así, los usuarios de la red social no podían ni publicar ni compartir informaciones de medios locales ni extranjeros, un hecho que se solucionará en los próximos días, según un comunicado de la red social.

«Nos complace haber podido llegar a un acuerdo con el gobierno australiano. Estamos satisfechos de que haya aceptado una serie de cambios y garantías. Ahora podemos trabajar para promover nuestra inversión en periodismo de interés público y restaurar las noticias en Facebook en los próximos días«, indicaba la actualización de la plataforma.

Sin embargo, el laboratorio en tiempo real que es, ahora mismo Australia, también nos deriva a una enseñanza.

El impacto en tráfico del apagón de noticias en Facebook ha sido brutal -y coyuntural- no solo para las cabeceras informativas del país que comparte aguas del Pacífico y del Índico, sino para todas aquellos sites de noticias anglosajonas con audiencias allí.

Sin embargo, la desplome del tráfico referido desde los muros de Zuckerberg a los medios no es el impacto más relevante. Hay uno mucho peor para la industria.

Cuantifiquemos, en primer lugar, el apagón en cifras.

La ‘facebookdependencia’ es superior en Australia respecto a la media global, según los datos solicitados por ReddePeriodistas.com a Chartbeat.

Primer dato. Las audiencias llegadas de Facebook a los editores alcanzan el 15%, tres puntos por encima del promedio mundial (12%).

Segundo dato, considerando éste primero. El impacto en tráfico del apagón es de dos dígitos. Y nada despreciable.

Ya sucedió igual en España cuando Google News cerró en 2014 por no querer pagar por enlazar noticias.

Cómo es el mundo sin noticias en Facebookm

No obstante, en el caso de Australia, es un doble golpe. Y muy grave.

El impacto del apagón de las noticias en Facebook | Chartbeat.

La decisión tomada por la plataforma de Mark Zuckerberg afecta tanto a los medios australianos como a los anglosajones con lectores en el país de la Commonwealth.

  • El tráfico llegado de Facebook a los sites de noticias extranjeros cayó en Australia el 20%
  • Las audiencias de los medios australianos disminuyeron el 15% desde Facebook

Perder casi uno de cada cinco o seis lectores no ha sido el mayor de los batacazos. Según Chartbeat, han detectado un comportamiento mucho más dañino para el sector.

El mundo sin Facebook, donde Facebook ya no distribuye noticias, es peor que el mundo con Facebook enlazando noticias.

Sí, tanta redundancia tiene su explicación más amplia.

Los responsables de Chartbeat nos explican que, cuando sucedió el fall down mundial de Facebook, durante 45 minutos, aquel verano de 2018, ocurrió lo siguiente.

Caída mundial de Facebook en el verano de 2019 | Chartbeat

Los usuarios se desplazaron de la red social a otras plataformas para informarse, y no solo para conocer qué le había pasado a su Facebook.

Así, creció el tráfico directo hacia las versiones digitales de periódicos, radios o teles, además de las búsquedas en Google.

Las webs de noticias lograron aumentar sus visitas el 11%, mientras que las apps de noticias crecieron también el 22%.

Además, la avalancha de usuarios consultando información en los principales buscadores derivó en un 8% más de tráfico desde ahí a los sitios de noticias.

El apagón en Australia no desplazó a los lectores

Sin embargo, de vuelta al laboratorio de Australia, si el sector de los medios pensaba que el tráfico de Facebook -con el apagón- lo suplirían igual, desde otra tecnológica o directo, pues se equivocaron.

Ni han aumentado los referidos desde Google ni llegan audiencias de otras redes sociales como alternativa al apagón de Facebook.

Según Chartbeat, el consumo de noticias «es ahora un tráfico oscuro».

Los usuarios que están en Facebook se mantienen ahí, compartiendo contenido, visitando los muros, los post de familiares y amigos sin buscar fuera las noticias -banneadas por Zuckerberg- ni compartiéndolas desde otra red social medible.

En resumen, «no se parece en nada a lo que hemos visto en cortes anteriores de Facebook«, afirman desde la herramienta de medición de audiencias.

«En investigaciones anteriores, descubrimos que cuando Facebook estaba completamente caído, los usuarios cambiaban de Facebook a otras plataformas y el tráfico permanecía constante o incluso aumentaba», nos indica un portavoz de Chartbeat.

«Esta situación es bastante diferente: Facebook está vivo y coleando en Australia; es contenido de noticias específicamente que se ha vuelto oscuro», apostilla.

«Cuando el porcentaje de tráfico de Facebook disminuye, las búsquedas en Google aumentan, pero no observamos tal aumento en el tráfico en términos absolutos; todavía no estamos viendo un cambio a otras plataformas», añaden las mismas fuentes.

Páginas Vistas por canal de tráfico a los medios Chartbeat Global
WhatsApp -y resto de apps de mensajes- desplazan a Facebook como fuente de tráfico.

Recordemos que Chartbeat compartió con ReddePeriodistas.com su data del último año. Los tres fuertes hitos de audiencias, covid bump, las Elecciones Presidenciales de Estados Unidos y la muerte de Diego Armando Maradona demostraron también un cambio de hábito.

Google (con Search y Google Discover) es la primera fuente de tráfico para los medios de comunicación en todo el mundo.

Sin embargo, en momentos de elevada demanda de información -las tres citas antes mencionadas- Facebook pierde el subcampeonato.

WhatsApp es la segunda tubería de audiencias en aquellos países en los que la aplicación de la familia de productos de Facebook es dominante.

Australia, gracias a una legislación, no solo se está convirtiendo en un laboratorio jurídico para la industria de los medios. También, su propuesta ha acelerado la hoja de ruta que Mark Zuckerberg inició en sus recientes F8.

Pivot to privacy.

Todo lo que circulará en Facebook será privado -dark social traffic- o tráfico oscuro, casi imposible de medir por parte de los responsables de Audiencias digitales.

Esto, cuando se habla de una plataforma con más de 2.200 millones de usuarios en todo el mundo, con graves problemas de desinformación en su histórico, es muy preocupante.

Si la industria de medios en Australia empujó a su gobierno a legislar para tener más poder frente a las plataformas, y una de ellas les ha bloqueado -solo el 7% de contenido son noticias en Facebook-, quien ha perdido no son ambas partes, sino los ciudadanos.

Ahora, si tienen su atención puesta en Facebook, ya no verán allí noticias. A la caída de tráfico, se le puede unir una desafección de los usuarios de la red social con el periodismo y la veracidad. O lo que es peor, que las apps de mensajería se retomen como canal.

Parece que la doctrina Australia, más que un efecto dominó hacia otros países, puede crear un terrible efecto Streinsand.

Ya lo dijo Zuckerberg, ‘the future es private’; y la distopía comienza en Australia.

Facebook anuncia que resucitará el contenido de los medios de comunicación, sí; pero ¿qué hemos aprendido?

Que un mundo sin noticias es como un cuadro de Edward Hopper en blanco y negro. Un hombre solo, de espaldas, en una habitación vacía, mirando por la ventana desde sus muros.

Mark Zuckerberg no era ese hombre, sino cada uno de los ciudadanos de Australia, el laboratorio de internet en tiempo real.

[/restrict]

+ Facebook ya no es la segunda fuente de audiencias para los medios
+ Google News es ya la tercera fuente de tráfico global
+ Facebook desvela cómo mató al periodismo de algoritmo


📩 Suscríbete a nuestra newsletter semanal que ya leen 1.200 directivos de los medios


▶︎ Conversa con discover GPT Pro, chatbot de IA entrenado para ganar audiencia en Google Discover

▶︎ Apúntate al canal de WhatsApp de #ReddePeriodistas