¿Está ya saturado el pago por noticias a los medios de izquierdas?

El diario Público disparó el 57% sus suscripciones hasta los 11.000 apoyos durante el confinamiento. Infolibre, El Salto, La Marea, Contexto… ¿Está ya saturado el modelo de pago por noticias a los medios de izquierdas? Preguntamos a Virginia P. Alonso, directora de Público.

Antes de la covid, las estimaciones de los medios eran de un mercado total de 400.000 lectores susceptibles de pagar por noticias online en España: medio millón si la expansión cruzaba a Latinoamérica.

El lanzamiento de los muros de pago de los grandes legacy media –EL MUNDO, EL PAÍS; y, pronto, La Vanguardia y ABC– hizo que se corrigiera la anomalía que nuestro sector era en Europa.

Sin embargo, las grandes cabeceras llegan a una estrategia –reader revenue– en la que ya tienen mucha experiencia nativos digitales ‘de izquierdas’.

Algunos, incluso, rozan la década, en un modelo probado por ellos -y aprobado por sus lectores-.

Frente a los neofitos y más conservadores, cuyo sistema de suscripción levanta siempre un muro de pago (freemium, poroso o híbrido), todos estos digitales progresistas apuestan por la membresía ‘en abierto’.

Eldiario.es, por ejemplo, escaló el 47% en dos meses de pandemia hasta los 55.000 socios durante el estado de alarma.

A la saga, están otras cabeceras como El Salto, La Marea o la revista Contexto, además de Infolibre (12.800).

(El digital dirigido por Jesús Maraña, con su freemium, es la excepción a la afirmación anterior).

Por eso, llamé a Virginia P. Alonso, directora de Público, para que me respondiera a dos o tres preguntas. Todas versaban sobre lo mismo.

Público dispara el 57% sus suscripciones hasta los 11.000 apoyos de sus lectores

Precisamente, Público, su nativo digital, había crecido el 57% hasta las 11.000 suscripciones, batiendo sus objetivos anuales.

La responsable de la cabecera me insistió en que estas cifras “no son un techo” para Público, sino un logro a batir en la hoja de ruta de “los próximos tres años”.

¿Hay, entonces saturación –o no- de medios de izquierdas (término que no le gusta utilizar)?, repregunté.  

Me insiste en que a esta pregunta le sobran dos palabras.

“Hay la misma saturación que en medios conservadores. En España, el peso de los medios con línea editorial neoliberal es muchísimo mayor que el de los progresistas, desde los periódicos a las televisiones”, constata Virgina P. Alonso (Público).

“Dicho lo cual, creo que hay una saturación de medios en general. Una de las claves será si está crisis del COVID-19 producirá un reajuste, si no se recuperan los ingresos publicitarios o vamos a un segundo confinamiento”, indica.

“A partir de ahora, vamos a ver si se dan pasos en la línea de la integración o acuerdos entre medios o alianzas también en el resto de cabeceras conservadoras. Como digo, no es tanto una saturación de medios de pago como una saturación de medios en general”, apostilla.

Público mejoró su audiencia digital el 61% de enero a julio, con su propio COVID bump en abril, no en marzo. Rozó entonces los 10 millones de usuarios únicos, medidos por Comscore (9,8 millones, exactamente).

“Decidimos que no íbamos a lanzar alertas al minuto. Nuestra tarea era frenar la ansiedad colectiva con noticias trasversales (precariedad laboral, feminismo, clima) y todo esto que llamamos las banderas editoriales”, recuerda.

Así, este crecimiento en usuarios únicos, que no lectores, no fue la causa de su incremento de apoyos hasta “los 11.000 miembros de la República de Público”, me explica Virgina P. Alonso.

“Cuando lanzamos la suscripción en marzo de 2018, llegábamos a un modelo que muchos otros medios con esta línea editorial ya tenían: Eldiario.es, Contexto, Infolibre. Para nosotros era un reto difícil”, asegura.

Básicamente, se enfrentaban –y se enfrentan aún- al efecto ‘doble pago’, mediante el cual un lector afín apoya a más de una cabecera, como fórmula de sustentar el periodismo de membresía.

“No podemos medirlo, pero constatamos lo que algunos lectores nos dicen que son suscriptores de Público y de otros medios”, expone su directora.

Alonso se muestra más optimista que los que dicen que el monedero digital está ya saturado para pagar noticias online.

Incluso si segmentamos a la prensa progresista, dentro de un mercado en el que no son mayoría e incluso tiene como mira en su conjunto a los 400.000 clientes antes mencionados.

“Creo que no es así. Si EL PAÍS ha logrado 64.200 suscriptores en pocos meses, es un dato esperanzador que nos permite pensar que nos hará seguir creciendo”, pronostica Virginia P. Alonso.

Estima, además, que el modelo de suscripción no será más que otra vía más de ingresos, junto con la publicidad y otras iniciativas colaborativas.

Alonso menciona, por ejemplo, cómo su digital, junto con otras 15 cabeceras, lanzaron una campaña de crowdfunding para financiar una encuesta sobre la Monarquía, cuyo importe se recaudó en una sola jornada.

“Los lectores están dispuestos a pagar, cuando consideran que algo que le interesa mucho o les aporta un conocimiento necesario”, apunta.

“El modelo de ingresos, obviamente, dependerá de cada medio. Pero pasa no solo por el pago por noticias, sino por una diversificación que podría incluir ésta, del crowdfunding, para propuestas puntuales”, aporta.

Público ofrece todo su contenido en abierto, “por convicción absoluta”, pero a sus suscriptores les da una serie de ventajas como una publicación trimestral en papel, poder comentar online o sus newsletters exclusivas.

Virginia P. Alonso es partidaria de no cerrar las noticias, dado que, justo ahora, cree que uno de los mayores riesgos de la ciudadanía son los bulos.

“En un momento en el que la desinformación fluye a velocidad de vértigo, cerrar contenido bajo pago es hurtarle a los lectores con menor poder adquisitivo la posibilidad de poder contrastar la información de calidad”, aclara.

¿Son un techo los 11.000 suscriptores: sí o no?, le insisto. 

“No es un techo en absoluto. Lo que creo es que todos debemos buscar otros ingresos para salvaguardar los puestos de trabajo, evitar los ERTE y los despidos, como hemos hecho en Público”, finaliza.


📩 Suscríbete a nuestra newsletter semanal que ya leen 1.200 directivos de los medios


▶︎ Conversa con discover GPT Pro, chatbot de IA entrenado para ganar audiencia en Google Discover

▶︎ Apúntate al canal de WhatsApp de #ReddePeriodistas

Cómo Ganar Audiencia con Google Discover